Resultados de la búsqueda

¿POR QUÉ CONTRATAR UN AGENTE INMOBILIARIO?

Publicado por Eva Campos en 4 de abril de 2023
0

De por sí, tomar la decisión de vender tu propiedad y cambiar de hogar es complicado; es deshacerte de recuerdos, momentos vividos, muebles y objetos que sentimentalmente te unen a esa vivienda… Cómo si esto fuera poco, encargarte de la venta por tu propio pie, puede ser un trabajo engorroso y que te quitará gran parte de tu tiempo y paciencia.

Algunos propietarios creen que pueden ahorrar dinero vendiendo su casa sin un agente y subestiman el esfuerzo, tiempo y coste que esto supondrá. Un agente inmobiliario no sólo vende casas, realiza una gran lista de acciones en todo el proceso que un propietario no lo hará porque no dispone de los conocimientos suficientes para poner por ejemplo, el valor de mercado adecuado o dar soluciones a posibles problemas que puedan surgir en el proceso.

Esta es la razón por la que existen los servicios inmobiliarios: para hacértelo todo mucho más fácil y agradable.

Los honorarios que cobra un agente inmobiliario no van íntegramente para él como piensan muchos propietarios, pues, detrás de él hay un equipo o departamentos (jurídico, de marketing, abogados, etc.) que le darán soporte para lograr la venta del inmueble.

Debes confiar la venta de tu vivienda a un agente inmobiliario que sea de confianza, que conozca la zona dónde esté ubicada y tenga las herramientas necesarias (de marketing, jurídicas, etc.) para dar respuesta a todas tus necesidades. 

Es cierto que una de las preocupaciones que surgen cuando valoramos la posibilidad de contratar a un asesor inmobiliario es perder el control de la venta. Sin embargo, esa sensación está muy lejos de la realidad: el control, en todo momento, lo sigue teniendo el propietario. Tu inmobiliaria se encargará de muchas cosas, pero tú siempre estarás al tanto de todo mediante informes y llamadas.

10 COSAS QUE TU ASESOR INMOBILIARIO HACE POR TI:

1-. Aspectos legales. Antes de poner a la venta tu vivienda, el asesor te pedirá toda la documentación relacionada con esta para comprobar el estado legal de la misma: si está registrada correctamente, si hay alguna carga, si hay más titulares, etc. Esto último, es muy importante ya que, si se decide vender y hay varios propietarios, todos deben estar de acuerdo, sino la venta no podrá efectuarse.


2-.
Estudio de mercado. Establecer un precio adecuado es muy importante para alcanzar el éxito de venta y los asesores inmobiliarios tienen todas las herramientas necesarias para llevar a cabo un estudio de como está el mercado en ese momento y qué precio es el más acertado. Los propietarios al poner en venta su vivienda por su cuenta, lo hacen guiándose también por su valor sentimental, el cual, desafortunadamente no es válido para establecer un precio de venta. Esto puede provocar que la propiedad esté meses, incluso, años sin venderse.


3-. Filtrar clientes
. Un agente inmobiliario no sólo concertará citas con clientes para visitar tu propiedad, sino que irá más allá; es decir, en esa llamada intentará hacer las preguntas pertinentes para averiguar si es un posible comprador: si dispone de ahorros, si necesita o no hipoteca o si, por el contrario, es sólo un curioso.

4-. Registro de clientes. Este punto es muy importante porque el asesor llevará un control de todos aquellos clientes que puedan estar interesados o que vayan a ver tu propiedad con la hoja de visita, que firmarán en el momento de la visita.

5-. Marketing y publicidad. El asesor realizará un reportaje fotográfico de alta calidad en fotos y vídeo para llamar la atención de los posibles compradores e incluso, hará recorridos virtuales 3D por tu propiedad para que clientes que no pueden visitarla in situ, lo hagan desde casa, aumentando las posibilidades de venta.


6-. Bases de datos
. Los asesores inmobiliarios disponen de una enorme base de datos de posibles compradores y además, tienen relación con muchos otros agentes, que a vez, pueden ofrecer tu propiedad a sus clientes y dispararse las posibilidades de venta. 

7-. Negociación. Este proceso supone una gran responsabilidad para el asesor y su labor debe ser neutral entre las partes y tratar de mediar entre comprador y vendedor para llegar a un acuerdo.


8-.
Hipoteca. En el caso de que el comprador requiera de financiación para la compra, el asesor conoce y trabaja con diversidad de bancos, lo que facilitará la labor de que el cliente consiga la hipoteca. Los asesores inmobiliarios tienen los conocimientos necesarios para que, antes de que vea incluso la propiedad, sepa si el comprador está cualificado económicamente para avanzar en el proceso, ahorrándole tiempo al vendedor en hacerse ilusiones de haber conseguido un comprador para su vivienda.


9-. Redacción de documentos
. Desde el contrato de exclusiva que firma con el propietario para vender su propiedad, hoja de visita para registrar a los clientes que visitan la propiedad, documento de oferta o de arras que firma el posible comprador hasta la preparación de toda la documentación necesaria para firmar en notaría son algunas de las tareas que realiza un asesor inmobiliario.


10-.
Seguridad. Los agentes inmobiliarios son muy buenos aliados para evitar fraudes y estafas. Al contratar un agente inmobiliario este revisa, verifica y coteja los documentos del posible comprador para asegurar que todo vaya correctamente. Por otro lado, al contratar un asesor protege su propia identidad ya que no tendrá que poner sus datos personales, ni teléfono en los anuncios evitando exponerse, así como en las visitas.


Aunque no lo parezca vender una casa no es tan fácil. Un asesor inmobiliario te ayudará a simplificar todo el proceso relacionado con la venta del inmueble.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Comparar propiedades